Día 24: Tsukiji y Ueno-koen

Nos levantamos bien pronto (a las 4:30!) para visitar el mercado del pescado de Tsukiji (Tsukiji ichiba), lonja por donde pasa todo el pescado que se consume en Tokyo.

Estación de Shin-Ocachimachi...sin nadie!

Estación de Shin-Ocachimachi...sin nadie!

Una vez llegados, se desata la locura: montones de carricoches arriba y abajo (mucho cuidado con ellos, no miran).

Queremos asistir a la puja de pescado, así que nos dirigimos hacia el fondo lo más rápido que podemos. Para nuestra sorpresa, al llegar un hombre vestido de blanco nos empieza a enseñar papeles escritos en japonés e inglés y nos invita a pasearnos por otra zona…Conseguimos leer que la subasta está cerrada para el público general entre abril y mayo…Con algo de perseverancia logramos entrever algo en la lejanía antes de que “men-in-white” venga corriendo: un japonés encima de una tarima gritando y haciendo el baile de los pajaritos (verídico!).

Subasta del atún

Subasta del atún

Lo que nos interesaba era ver los atunes rojos y lo conseguimos pues todos los compradores tenían que sacar sus piezas de la zona de la subasta :D


De vez en cuando íbamos encontrado puestecitos donde cortaban y preparaban el atún con muchísima práctica.

Limpiando y troceando el atún

Limpiando y troceando el atún

Además de atún, puedes encontrar desde mejillones del tamaño de una cara a pescado aún vivo, calamares, pulpo, marisco, percebes gigantes!

Pescado aún vivo

Pescado aún vivo

Entre otras paraditas nos encontramos con ésta:

¿Qué os llama la atención de la foto?..Pues ni más ni menos que un ejemplo del programa científico japonés de pesca de ballenas. Con todos ustedes, carne de ballena:

Carne de ballena

Carne de ballena

No voy a entrar a valorar si es ético o no, pero lo que está claro es que la carne de las “ballenas cazadas para investigación científica” acaba en el mercado de pescado…

Después de salir del mercado de pescado (algo decepcionados por tanta prohibición después del madrugón y de habernos sentido más gaijin que nunca hasta el momento), nos dirigimos a Ginza a dar un pequeño paseo y tomar el tren en dirección a Ueno para visitar la zona del parque de Ueno-koen. Esta parte del día ha estado algo deslucida por la lluvia que cada dos días nos acompaña por tierras niponas, aunque hemos podido ver de primera mano la cantidad de sintecho que habitan en el parque y como algún tipo de asociación cristiana daba de comer a algunos que hacían cola. Según Lonely Planet, unos 30.000 sintecho conviven en el parque en el momento actual.

Día 16: de Kyoto a Tokyo

Viajamos por la mañana de Kyoto a Tokyo en Shinkansen. Durante el trayecto pudimos ver el Fuji-san desde el tren porque hacía un día estupendo :)

Llegamos a la estación de Tokyo en plena hora punta (toda una experiencia!) y nos fuimos directamente hacia Ueno, donde tenemos el hotel. El resto de la tarde lo pasamos en Akihabara viendo guitarras en la “calle musical”. Poco puedo decir que no se haya dicho antes de Akihabara, así que os dejo con unas fotos ;)