Día 28: La vuelta…sayonara

Cogemos el tren en dirección al aeropuerto de Narita y nos despedimos de Japón con mucha pena. Estamos con ganas de volver a ver a los nuestros y dormir en nuestra cama, pero a la vez tristes después de haber sentido en persona todo esto. Un mes nos ha dado para mucho: para vivir los lawson, caminar por Shibuya, coger el metro en hora punta, no saber en qué cola para coger el shinkansen esperar, perdernos en las plantas de edificios de figuritas y merchandising, ver revistas con niñas en bikini, bañarnos en un onsen, intentar comunicarnos con una pareja de adorables ancianos, toparnos con dos maiko…

La gente es encantadora y tímida, los trenes son puntuales, las chicas se maquillan en cualquier parte y los chicos se acicalan, el ruido del pachinco, los lavabos con “chorrito” y la tapa caliente…

Escribo todo ésto tras más de 20 horas de viaje y con un jet lag del carajo…¡quiero volver y lo haré!

Eso sí, Totoro se ha venido conmigo mwahahahahaha! :D

Día 27: Asakusa, Shibuya y Shinjuku

Es nuestro último día “útil” en tierras niponas pues el siguiente estaremos intentando volver a casa, así que qué mejor forma de despedirnos que pasear por nuestras zonas favoritas de Tokyo: Shibuya y Shinjuku. Pero antes, parada obligada en la zona de Asakusa para ver el templo de Senso-ji.

Senso-ji

Senso-ji

Como ya nos ha pasado en alguna otra ocasión, están haciendo actualmente obras de rehabilitación en el templo :( Una lástima, aunque había un ambiente estupendo por la zona, coincidiendo que ya estábamos de lleno en la Golden week.

Mercado antes de llegar a Senso-ji

Mercado antes de llegar a Senso-ji

Tras un paseo, a Shibuya! Nuestro local de sushi preferido nos estaba esperando para ofrecernos el último homenaje…Creo que no volveré a saborear un kohadanosushi (sushi de sardina) como ése…¿Y cómo siguió la tarde/noche? Pues en el karaoke y más tarde por Shinjuku pues todavía no nos habíamos pasado por el Godz, un bar con música heavy-metal. Estuvimos charlando un rato con los dueños mientras tomábamos algo junto a parroquianos. Lo mejor sin duda poder pedirles música y poder ver vídeos en el pedazo de pantalla ;)

Shinjuku

Shinjuku

Día 26: Roppongi Hills, Tokyo Midtown y Torre de Tokyo

El penúltimo día de nuestro periplo lo dedicamos para pasear por la zona de Roppongi. El primer destino es la micro-ciudad Roppongi Hills. Se trata de un espacio de oficinas, jardines y centro comercial con tiendas de lujo en su mayoría. Se llega mediante la Ginza line y en la parada de Roppongi una de las salidas es la propia Roppongi Hills.

Roppongi Hills, Main building

Roppongi Hills, Mori Tower

Roppongi Hills Arena

Roppongi Hills Arena

Decidimos no subir al mirador del museo de arte Mori puesto que ya teníamos pensado subir a la torre de Tokyo y este mirador es algo caro. Es un buen sitio para pasear, pero me quedo con la Araña madre de Bourgeois:

Araña de L. Bourgeois

Araña de L. Bourgeois

Muy cerca de Roppongi Hills se encuentra otro mega-complejo, la competencia Tokyo Midtown. El concepto es similar: oficinas, jardines y centro comercial con incluso supermercado para perros (peluquería canina, prendas para vestir a la mascota…).

Tokyo Midtown

Tokyo Midtown

Como curiosidad, las oficinas de Konami están en uno de los edificios de Tokyo Midtown.

Nuestro siguiente destino fue la Torre de Tokyo y el templo de Zojoji, que está a unos pasos desde la torre. El paseo por el templo fue bastante agradable y nos sirvió para hacer tiempo para subir a la torre algo más tarde y poder ver el atardecer desde lo alto ;)

Templo de Zojoji

Templo de Zojoji

Una vez llegados a la Torre de Tokyo, ya pudimos percibir todo el ajetreo de turistas por la zona. Tras esquivar a gente promocionando algo de Michael Jackson, compramos nuestro ticket y subimos hacia el mirador central en un ascensor con exceso de ocupantes :P

Carpas en los alrededores de la Torre

Carpas en los alrededores de la Torre

La Torre de Tokyo es una réplica de la Torre Eiffel de París, aunque algo más alta (unos 8 metros más alta) y más liviana en su construcción. Nos llamó la atención la sensación que teníamos de que era más baja que la de París, quizá porque la rodean edificios más altos en comparación con la francesa.

Torre de Tokyo

Torre de Tokyo

Es en este primer mirador donde hay abiertas algunas ventanas en el suelo de la torre y te puedes asomar hacia abajo, bastante impresionante (fijaos en las carpas!):

Pero sin lugar a dudas, lo mejor estaba por llegar. Hay que comprar otro ticket hacia el mirador más alto y tuvimos que esperar unos 50 minutos, pero mereció la pena pues las vistas eran sublimes (click en las imágenes para ampliar):

Atardecer desde la Torre de Tokyo

Atardecer desde la Torre de Tokyo

Nos despedimos de la Torre con un muy buen sabor de boca y habiendo disfrutado de unas de las mejores vistas de la ciudad ya que el tiempo había acompañado :D

Día 25: Edificio Sony + Palacio imperial

El día amanece lloviendo (como no…) y nos vamos al edificio Sony, situado en la zona de Ginza. En él hay exposiciones de los últimos productos de esta marca y otros que aún no han sido comercializados. Lo bueno es que te dejan jugar con ellos… muahahaha! Así que estuvimos una hora probando cámaras de fotos, de videos, viendo trocitos de documentales  en 3D, en Blu-Ray,… (por supuesto no dejan hacer fotos, láaaaastima!)

Foso del palacio imperial

Foso del palacio imperial

Luego pusimos rumbo al Palacio Imperial. Como es el hogar del emperador y su familia sólo está abierto al público dos días al año, evidentemente no tuvimos esa suerte :P, aún así, se puede ver el palacio sobresaliendo por encima de la muralla.

Puente de Niju-bashi

Puente de Niju-bashi

Acabamos el día visitando el jardín oriental del palacio oriental y sacando algunas fotillos como estas ^^

Día 24: Tsukiji y Ueno-koen

Nos levantamos bien pronto (a las 4:30!) para visitar el mercado del pescado de Tsukiji (Tsukiji ichiba), lonja por donde pasa todo el pescado que se consume en Tokyo.

Estación de Shin-Ocachimachi...sin nadie!

Estación de Shin-Ocachimachi...sin nadie!

Una vez llegados, se desata la locura: montones de carricoches arriba y abajo (mucho cuidado con ellos, no miran).

Queremos asistir a la puja de pescado, así que nos dirigimos hacia el fondo lo más rápido que podemos. Para nuestra sorpresa, al llegar un hombre vestido de blanco nos empieza a enseñar papeles escritos en japonés e inglés y nos invita a pasearnos por otra zona…Conseguimos leer que la subasta está cerrada para el público general entre abril y mayo…Con algo de perseverancia logramos entrever algo en la lejanía antes de que “men-in-white” venga corriendo: un japonés encima de una tarima gritando y haciendo el baile de los pajaritos (verídico!).

Subasta del atún

Subasta del atún

Lo que nos interesaba era ver los atunes rojos y lo conseguimos pues todos los compradores tenían que sacar sus piezas de la zona de la subasta :D


De vez en cuando íbamos encontrado puestecitos donde cortaban y preparaban el atún con muchísima práctica.

Limpiando y troceando el atún

Limpiando y troceando el atún

Además de atún, puedes encontrar desde mejillones del tamaño de una cara a pescado aún vivo, calamares, pulpo, marisco, percebes gigantes!

Pescado aún vivo

Pescado aún vivo

Entre otras paraditas nos encontramos con ésta:

¿Qué os llama la atención de la foto?..Pues ni más ni menos que un ejemplo del programa científico japonés de pesca de ballenas. Con todos ustedes, carne de ballena:

Carne de ballena

Carne de ballena

No voy a entrar a valorar si es ético o no, pero lo que está claro es que la carne de las “ballenas cazadas para investigación científica” acaba en el mercado de pescado…

Después de salir del mercado de pescado (algo decepcionados por tanta prohibición después del madrugón y de habernos sentido más gaijin que nunca hasta el momento), nos dirigimos a Ginza a dar un pequeño paseo y tomar el tren en dirección a Ueno para visitar la zona del parque de Ueno-koen. Esta parte del día ha estado algo deslucida por la lluvia que cada dos días nos acompaña por tierras niponas, aunque hemos podido ver de primera mano la cantidad de sintecho que habitan en el parque y como algún tipo de asociación cristiana daba de comer a algunos que hacían cola. Según Lonely Planet, unos 30.000 sintecho conviven en el parque en el momento actual.

Día 23: Odaiba

Hoy tocaba acercarse a Odaiba, una isla artificial en la bahia de Tokyo.

Para llegar se debe coger la línea Yurikamome, cuyas vías están construidas a posta unas decenas de metros por encima del suelo y además no tiene conductor! Esto hace que las vistas sean espectaculares, ya que puedes ponerte en el primer vagón y que parezca que estás metido en una montañarusa xD

Aquí tenéis el video que grabamos volviendo de Odaiba a Tokyo!

Una vez en nuestro destino lo primero que hicimos fue admirar el skyline hacia Tokyo, desde ahí se puede ver el puente Rainbow, por el que habíamos pasado con la línea Yurikamome, la torre de Tokyo y el resto de rascacielos. Como podéis ver, en Odaiba también tienen una estatua de la libertad :)

Panorámica Odaiba

Después nos dirigimos al edificio de Fuji TV desde el que se puede subir al piso 25 para disfrutar de las vistas, por desgracia los lunes se ve que está cerrada (gracias guía de L0nely Planet por no mencionar nada de esto).

Fuji TV

Seguimos nuestra ruta y echamos fotillos al Telecom Center y a la noria (se ve que es la segunda más alta del mundo después de la de London Eye).

Llegamos a la Toyota Mega Web, una sala de exposiciones de esta marca de coches y flipamos con los nuevos prototipos que llenarán el mercado seguramente dentro de … 50? 100 años?

Toyota Mega Web

También tuvimos la posibilidad de montarnos en un simulador de Gran Turismo 4, muy muy real.

Buscando una exposición de coches antiguos nos metimos en el centro comercial Venus Fort, que estaba inspirado como si los pasillos fueran calles italianas… y había un gato-bus a tamaño giganteeeeeeee!!! Esta vez no era solo para niños, así que pudimos meternos dentro muahahahaha!

Pasamos por una tienda y descubrimos que no sólo había Kit-kat de té verde, como el que probamos hace un par de semanas, si no que también había sabores como pastel de queso, salsa de soja! o incluso wasabi!!! (pillamos una caja de estos, ya os diremos que tal estan xD).

Para acabar el día conseguimos llegar a la exposición de coches antiguos y esto es lo que vimos ^^

Historic Garage

Historic Garage

Día 22: Yoyogi koen, Harajuku y Shibuya

Aprovechamos que era domingo y hacía buen día para acercarnos al parque de Yoyogi, dar un paseo y ver de cerca al Tokyo Rockabilly Club. Nos los encontramos en la entrada del parque después de comer.

Se trataba de varios grupillos, cada uno con su amplificador y su indumentaria particular e iban alternando sus bailes con alguna que otra cerveza y botella de whisky. Pese a que hacía un calor de justicia, ellos vestían sus cazadoras y pantalones de cuero, guantes y tupés perfectos. Si pasáis un domingo por Tokyo, vale la pena acercarse a verlos ;)

Otra “atracción” cercana es acercarse al puente de la estación de Harajuku y ver pasar la retaíla de chicas y chicos vestidos de cosplay y visual-kei. Aunque esperábamos encontrarnos a más, sacamos algunas fotos.

Tengo la impresión de que tanto fotógrafo y turista ha acabado con el ambiente del que mucha gente hablaba…o quizá era un mal día y estaban todos preparándose para el concierto de Sonic Syndicate de la noche ;)

Más tarde, nos metimos en un karaoke para echarnos unas risas (I was made for loving you beibiiiiii) y hacer tiempo para ver Shibuya de noche.

El ambiente para ser domingo era espectacular. Nosotros lo comparábamos con la muchedumbre que hay en el centro de Barcelona en Navidad :D

Cruce de Shibuya en domingo

Cruce de Shibuya en domingo

Atención al cartel del Shibuya 109 ;)

Y bueno, para merienda/cena volvimos a repetir en el kaitensushi que descubrimos hace unos días…kohada-no-sushi rules!

Día 21: Yokohama

Aprovechando nuestro último día de Japan Rail Pass decidimos ir a Yokohama, la segunda ciudad más grande de Japón.

Nos acercamos primero a Minato Mirai 21, un barrio de islas artificiales llenas de rascacielos como la torre Landmark (uno de los edificios más altos de Japón) y las tres torres de Queen.

Justo en las islitas de al lado han creado un parque de atracciones, el Cosmo World, por lo que aprochamos para subirnos en el Cosmo Clock, una de las norias más altas del mundo y echar algunas fotillos.

Minato Mirai 21

Seguimos curioseando por el parque de atracciones y encontramos la sala de las recreativas, con maquinitas de Guitar Hero, Drum Hero, Keyboards Hero, Pandereta Hero (WTF!?) y … Samisen Hero!!!! xD

Ponemos rumbo a la zona de Chinatown, está todo lleno de restaurantes con comida china, curiosamente en Japón la comida china es más cara que la japonesa, al revés que en España! Callejeamos bastante rato y alucinamos al encontrarnos, entre toooodas las tiendas de souvenirs, dos templos chinos. Tenemos que apuntar China en nuestra lista de paises por visitar :$

Templo en Chinatown

Se hace tarde y empieza a anochecer, así que nos vamos a la terminal de ferries desde donde tenemos una vista espectacular de los rascacielos de Minato Mirai 21. Sabíamos que era un lugar muy popular, lo que no nos esperábamos era encontrar a tantísima gente con sus cámaras y sus trípodes posicionados para sacar la mejor foto. De todas formas, como podéis ver en las fotos merecía la pena :)

Minato Mirai 21

Minato Mirai 21

Día 20: Shibuya

Cogemos la línea Yamanote en dirección Shibuya y salimos justo por la estatua de Hachiko. Todavía no me puedo creer que le hayamos hecho una foto sin nadie a los lados porque este sitio es el punto de encuentro de medio Tokyo ;)

HachikoDurante todo el día hemos estado paseando por la zona, curioseando en tiendas de guitarras (246 guitars, Ikebe, ESP…). Cuando hemos llegado a la custom shop de ESP hemos alucinado pepinillos…Se nos ha acercado un japonés muy simpático y nos ha dicho que hiciéramos tantas fotos como quisiéramos y casi consigue que le compráramos una :D

ESP Custom Shop

ESP Custom Shop

Callejeando hemos llegado a Mandarake, la tienda de manga y anime por excelencia.

Para comer hemos probado en un restaurante de cinta giratoria donde sólo servían sushi en una barra y ha sido…¡espectacular! Todavía estamos relamiéndonos con el sushi de Unagi (anguila), atún, bonito, sardina…oh, empiezo a salivar! Como nota curiosa, una señora que se sentaba a nuestro lado, nos ha preparado un par de té verdes y el platito de gengibre “chotto mate, chotto mate!”.

Cruce de Shibuya

Cruce de Shibuya

La verdad es que el día ha estado bastante pasado por agua, pero nos hemos divertido ;)

Día 19: Nikko

Hoy tocaba excursión a Nikko y para nuestra desgracia la meteo volvió a acertar y nos cayó el diluvio universal encima mientras visitábamos la zona de templos, ya lo veréis en las fotos.

En fin, contábamos con la lluvia, pero no con el frio helador con el que nos encontramos (de hecho aún había nieve en algunas zonas) ni tampoco con el hecho de que estan restaurando ciertas partes de algunos templos, por lo que algunas pinturas y grabados no pudimos verlos. Aún así (ya véis que el día pintaba bastante mal), os podemos decir que Nikko es de las cosas más bonitas que hemos visto en Japón, a la altura de Miyajima y Nara. Dicen que Kamakura compite con Nikko como la mejor excursión desde Tokyo… desde nuestro punto de vista Nikko podría incluso competir con Kyoto! Desgraciadamente debido a la lluvia las fotos no reflejan lo increible que era todo :(

Empezamos visitando el puente Shin-kyo, que cruza el rio Daiya y conecta la ciudad de Nikko con la zona de templos.

Shin-kyo

Una vez en la zona de templos nos acercamos primero al Rinno-ji, templo de la secta Tendai y que contiene los tres mayores Budas de madera de Japón (para variar no se podían hacer fotos!)

Rinno-ji

Seguimos por el santuario sintoista Tosho-gu, en él se encuentra el establo sagrado decorado con los famosos tres monos sabios.

Los tres monos sabios

Además, también pudimos entrar a una sala conocida por el dragón que hay pintado en su techo. Se ve que esta sala tiene alguna especie de truco sonoro, el caso es que cuando picas de palmas justo debajo de la boca del dragón se produce eco, pero si picas en otra parte de la sala no… y nos lo demostraron claro, así que damos fe de que es cierto! (tampoco tenemos foto claro xD).

Tosho-gu

Continuamos hacia el Futarasan-jinja, también muy bonito, pero estaba totalmente eclipsado por el resto de los templos/santuarios de Nikko.

Para acabar fuimos al Taiyuin-byo, un templo budista que es también un mausoleo.

Taiyuin-byo

Ya era hora de comer, así que decidimos hacer caso de la guía que llevamos y nos fuimos a un restaurante bastante curioso ya que sus paredes estaban decoradas con papeles, tarjetas de visita, fotos,… de sus clientes! Por supuesto nosotros también dejamos nuestro mensajillo ^^

Restaurante Hippari Dako